12 May 2016 -

Las universidades pueden contribuir a desterrar la corrupción formando buenas personas y profesionales

César Acuña Peralta, fundador y presidente de la Junta General de Accionistas de la Universidad César Vallejo, luego de juramentar al nuevo rector de esa casa superior de estudios, Humberto Llempén Coronel, declaró que la corrupción puede ser desterrada formando buenas personas y buenos profesionales en las universidades.
En tal sentido invocó a los profesores universitarios a ponerle pasión y perseverancia a su trabajo de formar, sobre todo, buenas personas y luego profesionales, porque solo así estaremos cambiando nuestra realidad con mejor y mayor desarrollo.
Acuña Peralta previamente juramentó a Llempén Coronel, que reemplazo del doctor Heraclio Campana, que estaba encargado del rectorado. “Me siento profundamente orgulloso y feliz que el doctor Llempén Coronel ocupe el cargo rector de nuestra Universidad César Vallejo”, dijo.

Declaró que se sentía feliz de haber fundado tres universidades: César Vallejo. Señor de Sipán y Autónoma del Perú. La César Vallejo fue fundada hace casi 25 años y en 25 años hemos formado profesionales innovadores y emprendedores.
Expresó que en ese corto lapso “hemos hecho, con mucho empeño y creatividad, una buena universidad, que está apostando por el desarrollo, que está ayudando a solucionar la compleja realidad nacional. Hemos dado la oportunidad que miles de padres de familia tengan hijos profesionales”.

Teniendo en cuenta que el futuro está en manos de la universidad, Acuña pidió a la comunidad vallejiana hacer desde hoy una nueva historia, que sea mejor a estos 25 años. Nada ni nadie nos va a distraer y a detener en hacer lo mejor para el Perú, añadió.

Reveló, muy satisfecho, que la Universidad Cesar Vallejo es la única universidad peruana que tiene 6 carreras profesionales acreditadas, por lo cual, señaló, se sentía orgulloso. “La certificación no debe ser considerada una amenaza sino una oportunidad para ser mejores”, acotó.

César Acuña explicó que la universidad no son solo los alumnos y los profesores, la universidad también son los padres de familia y los egresados, para quienes anunció que priorizará un programa especial de seguimiento para que se sigan perfeccionando.

NUEVO RECTOR

Por su parte, el nuevo rector Llempén Coronel, al hacer uso de la palabra en la ceremonia realizada en el auditorio “Héctor Acuña Cabrera”  y luego de agradecer la confianza, dijo que era consciente de la enorme responsabilidad que asumía.

“Me comprometo a liderar las futuras acciones de gestión para contribuir al desarrollo y bienestar de la nación elevando los estándares de calidad, tal como lo concibe su fundador César Acuña, que abrió la Universidad César Vallejo a miles de jóvenes que no tienen acceso para estudiar en otras universidades.

Humberto Llempén, ex rector de la Universidad Señor de Sipán de Chiclayo, señaló que era consciente también que el Perú requiere  la búsqueda de mecanismos de innovación para superar la realidad por otro con mayor desarrollo.
Dijo, asimismo, que la Universidad César Vallejo ha respondido con creces el reto que asumió al ser fundada, “por eso es lo que es ahora, una universidad con bases sólidas en la formación profesional y sin descuidar la formación en valores”.

A la vez mencionó que un objetivo grande es implementar la Ley Universitaria y reunir los requisitos de calidad y para eso es necesaria una gestión moderna y eficiente, orientada al perfeccionamiento, a la excelencia, y a cultivar el espíritu de solidaridad.

Finalmente expresó, entre aplausos, que la tarea más maravillosa del mundo es educar, actividad que cumple desde hacer muchos años. Además dijo que los docentes son el alma de la universidad.

Humberto Llempén asumió el cargo en ceremonia que contó con la presencia de las principales autoridades, entre ellas el gobernador regional de La Libertad, Luis Valdez Farías, y el alcalde de la ciudad de Trujillo, Elidio Espinoza Quispe, así como las autoridades académicas y docentes vallejianos.