04 May 2013 -

El Perú, un rompecabezas en el que todos somos piezas

Cap prog sociales
¿Sabías que el 34 % de la población peruana, no tiene acceso a un seguro de salud y lo que es peor, las personas en extrema pobreza deben pagar en los hospitales estatales  por cada consulta? ¿Sabías que 10 Millones de familias en el país no tienen agua en sus casas,  y que caminan largos trechos para poder llevar el líquido elemento a sus hogares? ¿Sabías que en nuestro país el 40% de niños y niñas entre los 03 y 05 años no asisten a los centros educativos de primera infancia, y que en las zonas rurales esta cifra asciende al 50%? Sin olvidar mencionar que nuestros escolares se encuentran en los últimos lugares de los ranking internacionales de aprovechamiento escolar y rendimiento académico. ¿Sabías que el Perú es una de las tres mejores economías emergentes de Latinoamérica, mientras que existe un 24% de desnutrición infantil, problema que afecta a más de 7 000.000 de nuestros niños?.

Ante esta realidad, César Acuña Peralta, viene silenciosamente brindando ayuda social a través de diferentes programas que financia con su propio peculio. Entre sus más importantes obras tenemos: La fundación sin fines de lucro “Clementina Peralta de Acuña”, que funciona desde el año 2001 y se encarga de brindar educación inicial gratuita  a más de dos mil niños  de 02 y 05 años de edad. En la Fundación los niños reciben educación y cuidados sin ningún costo, se preocupa por los padres de estos niños, que se les brindan talleres de proyectos productivos.  César Acuña Peralta siempre ha mencionado que donde no llega el Estado allí estará él,  para poder salvaguardar a sus hermanos y este proyecto es muestra de su gran sentido de solidaridad.

En la actualidad son 80 jardines, de acuerdo a la jurisdicción a la que pertenecen, iniciando con los 22 jardines de El Porvenir, 22 jardines de La Esperanza, 07 jardines de Laredo y Poroto, 10 jardines de El Milagro, 12 jardines de Moche y Salaverry  y 15 Jardines Municipales de Víctor Larco, Florencia de Mora y Trujillo. En total son 6,500 niños que estudian en los Jardines Municipales, comprobando que en la gestión de César Acuña si hay preocupación por la Educación, iniciando desde nuestros pequeños.
http://www.youtube.com/watch?v=c9Kq2g_OQ5w&feature=youtu.be

Existe también el Programa denominado “Agua es Vida”, funciona desde el 2007 y abastece del líquido elemento a pobladores de los asentamientos humanos de Trujillo, mediante camiones cisternas que salen todos los días, pues sabemos que el acceso a los servicios de agua potable y saneamiento es una necesidad básica y como tal debemos considerarlo un derecho fundamental.
Muchos no lo saben y es que César Acuña Peralta (CAP) muestra su interés de servir a la población, donando el sueldo que recibe como Alcalde para financiar el Programa “Hogar Vida Nueva” a través de sus 14 locales de la Provincia de Trujillo, ofreciéndoles leche fresca a un promedio de 200 niños por cada local, incluyendo a madres gestantes, adultos mayores y personas con TBC.  Es difícil ser indiferente cuando César Acuña  ha conocido la pobreza de cerca y como siempre ha mencionado en sus discursos: “Los niños del Perú son mis herederos, para ellos todo”.
Mediante el Programa Urbano Marginal de Atención de Salud denominado “PUMA” atiende gratuitamente en 4 centros de salud a pobladores de escasos recursos económicos, con el propósito de ampliar los servicios que se ofrecen, incluyendo Asesoría Psicológica, Reforzamiento Académico, Estimulación Temprana, Talleres Productivos, Servicio de Obstetricia y Servicio de Nutrición, en sus cuatro locales ubicados en el Distrito de La Esperanza, El Porvenir, Florencia de Mora y Víctor Larco.
Los jóvenes para César Acuña son la esperanza del país, de ellos depende que en el Perú se logre el gran cambio, por ello brinda las becas “César Acuña Peralta” (CAP), que buscan valorar el esfuerzo y superación de los escolares, subvencionando el 100 % de sus pensiones durante la carrera profesional que elijan. Además brinda categorías especiales a los hijos de maestros y policías.
Amigos sabemos que  ninguna sociedad se vuelve justa e inclusiva de manera espontánea, sino que son necesarias políticas públicas, partiendo de una idea fundamental: los ciudadanos no nacen con las mismas oportunidades. En otras palabras, la igualdad entre los peruanos no es una condición real, sino una meta hacia la que debe dirigirse la acción de las autoridades y la prioridad de las inversiones públicas. César Acuña es consciente que un programa social por sí solo no resuelve la pobreza pero que si contribuye con este objetivo en la medida en que cuenta con objetivos claros. Promover una sociedad inclusiva  es una tarea de las autoridades, pero también de todos los peruanos que luchamos por un país  más justo y equitativo.
Equipo CAP