29 Jul 2015 -

Ollanta Humala se dedicó a resaltar programas sociales que abordar la descentralización y la corrupción

El presidente de Alianza Para el Progreso (APP), César Acuña Peralta, calificó de insatisfactorio el mensaje presidencial de Ollanta Humala, que prefirió resaltar los programas sociales, que abordar políticas claras para avanzar con la ansiada descentralización y combatir la inseguridad ciudadana y la corrupción.

ollanta-resalta-programas-sociales

Dijo que también omitió referirse en cómo reactivar el crecimiento de la economía nacional, tampoco sobre la redistribución del presupuesto general de la república, que en la actualidad es centralista (70% es para el Ejecutivo). Los peruanos quieren que se fortalezca la inversión pública a través de los gobiernos regionales y locales, añadió.

Acuña Peralta, presidente del partido político al cual pertenece el nuevo presidente del Congreso de la República, Luis Iberico, estuvo presente en la ceremonia como invitado oficial en calidad de presidente de Alianza Para el Progreso (APP). También es presidente de la Asamblea Nacional de Gobierno Regionales (ANGR).

Es una lástima que el último tramo de su gobierno el presidente Ollanta Humala no haya abordado temas sustanciales e impostergables, con políticas claras que sienten las bases para el nuevo gobierno entrante en el 2016, que hubiera permitido establecer la ruta hacia la real descentralización del país.

“Si los recursos económicos no se descentralizan no habrá descentralización efectiva. De nada sirve que la economía se concentre en el Poder Ejecutivo, es decir en los ministerios, sabiendo que son los gobiernos regionales y los locales los que están más cerca de la gente y por lo tanto, son los que más conocen las necesidades populares y saben qué obras necesita la población”, comentó.

Ollanta Humala, con su mensaje de fiestas patrias, ha dado una imagen de un gobierno asistencialista, al enumerar los programas sociales orientados a la inclusión social, programas que son temporales, y no  se ha referido a políticas de Estado para impulsar al Perú en el crecimiento y desarrollo social. Por ejemplo no se refirió a un gran problema que son los conflictos minero-ambientales que hay muchos en el país.

“Era impostergable que el Presidente Humala anunciara el fortalecimiento de los órganos de control y fiscalización en la inversión pública para evitar la corrupción. La Contraloría debería pagar a su personal que labora en las oficinas de control interno de los gobiernos regionales y locales, pues en la actualidad son estas  entidades las que lo hacen, limitando en muchos casos su independencia”, sostuvo.

Saludó la incorporación al Código Penal del delito de Sicariato con penas drásticas, pero faltó complementar estas medidas represivas con políticas claras de prevención del crimen organizado, mediante una inversión más efectiva como es implementar las comisarias con locales funcionales, con tecnología moderna,  mejor logística y buena formación policial alejada de la corrupción.

Es imprescindible a la vez que se invierta en más  educación para elevar la calidad de la enseñanza, pues el Perú es uno de los países que menos invierte en este sector a nivel de Latinoamericana. Lo ideal es que el 6% del Presupuesto General de la República se invierta en educación. Necesitamos no solo buenos locales, sino buenos maestros, tecnología de punta, laboratorios bien implementados, etc.

En Salud, en las áreas rurales de la sierra y la costa, se necesitan de verdaderos centros de salud bien equipados y con buenos laboratorios y con profesionales de calidad. Hay centros de salud que no tienen equipos ni profesionales. Las inversiones anunciadas deberían destinarse a mejorar la atención en los establecimientos de salud existentes, que en construir más hospitales estratégicos.

favicon_capEquipo CAP.